Tae Kwon Do

Tae Kwon-Do, es el alto grado de uso de las técnicas de piernas, lo que lo hace eficaz y potente para el desarrollo de cualquier combatiente.

Tae Kwon Do

El Tae Kwon Do es un arte marcial de origen coreano desarrollado por el Gral. Choi Hong Hi, quien estableció su propia organización a la que llamó Federación Internacional de Tae Kwon-Do (I.T.F), con sede en Canadá, a donde en la actualidad imparte clases y sigue siendo para muchos, el máximo representante del Tae Kwon-Do a nivel mundial y para todos el maestro Fundador del Tae Kwon-Do. Una de las características importantes del Tae Kwon-Do, es el alto grado de uso de las técnicas de piernas, lo que lo hace eficaz y potente para el desarrollo de cualquier combatiente.

El Tae Kwon Do es un arte marcial que se caracteriza por su amplio uso de las técnicas de pierna, que son mucho más variadas que en la mayoría de las artes marciales. Otra característica, que se desprende de esta última, es la gran potencia y precisión generada en el pateo, debido a la depurada técnica de las mismas. En el Tae Kwon Do se estima que el porcentaje de uso de las extremidades debe ser 80 % de patadas y 20 % puños. Muchas de tales patadas, especialmente las de grado avanzado son golpes complicados compuestos, difíciles de ejecutar individualmente y mucho más en un combate, donde las variables que intervienen son aleatorias.

Mientras las patadas son muy vistosas, acrobáticas, con saltos bi ó uni modales, con repeticiones de más de un pateo en un salto, (se llegan a realizar hasta tres patadas alternando las piernas). Los puños en cambio tienen ataques y defensas básicas y bastante más fáciles de realizar si se comparan con las patadas del arte.

El Tae Kwon Do incluye una enorme cantidad de técnicas de patada, mismas que le dan el realce al deporte. La importancia dada a las técnicas de puño depende del estilo practicado y de la escuela donde se practique. En muchos casos, las técnicas de brazo se limitan a realizar defensa en lugar de ataques.

Todo esto, hace que el Tae Kwon Do sea un arte marcial muy efectivo en la lucha de pie, y especialmente en larga y media distancia, en donde mejor se puede sacar provecho del poder y velocidad en las piernas que desarrollan sus practicantes.

Competición

Para que un competidor se encuentre entre los mejores, hay cuatro elementos fundamentales y éstos son: el físico, el psicológico, el técnico y el táctico.

En el mundo del Tae Kwon Do de alta competición, la táctica ocupa un lugar importante y se pone en evidencia donde la elaboración intelectual de la victoria está condicionada por la aplicación de una técnica y por la existencia de reglas muy precisas de combate.

La táctica en la competición de Tae Kwon Do, es la habilidad de manejar el combate escogiendo diversos tipos de acciones que tiendan a obtener la victoria. Esto se hace posible cuando el taekwondista domina perfectamente las acciones técnicas, las combina y las aplica según la oportunidad y las características de su contrincante.

El temor, la indecisión, la agitación, la depresión y la turbación, le impedirán al competidor la posibilidad de realizar en el combate, todos sus conocimientos técnicos, del mismo modo, la preparación táctica, la técnica y la experiencia, influyen positivamente sobre el estado psíquico y moral del taekwondista, brindándole seguridad, tranquilidad y confianza en sí mismo.

La conducción del combate en Tae Kwon Do plantea al sistema nervioso una exigencia muy elevada y dado que los dos taekwondístas oponen sus cualidades físicas, técnicas y morales con el propósito de obtener la victoria, es necesaria una constante tensión de la voluntad.

Todo esto crea una tensión general, en cuyo fondo se encuentran dos tácticas principales; realizar el ataque de súbito y no dejarse sorprender por el ataque del adversario.

Estas dos preocupaciones dominan alternativamente las ideas del taekwondista. La destreza de poder dirigir la atención de una a otra, le suministra velocidad mental en la orientación y en las deducciones tácticas y es una de las cualidades más importantes para la obtención de la victoria.